Meiga.info  
« Inicio   |   Actualizado el martes, 28 de marzo de 2017
El acceso al área de socios se realizará mediante validación en el Registro Central de la SEMI
Sugiere un enlace Imprimir

NOTICIAS Y GESTIÓN DE LA SOCIEDAD

Editoriales y artículos

Futuro de la enseñanza de la Medicina en Galicia. Papel del internista.


José Antonio Torre Carballada
Presidente de la Sociedad Gallega de Medicina Interna

El próximo curso académico 2003-2004 se inicia el nuevo plan de estudios del 2 ciclo en la Licenciatura de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela. Este nuevo plan de estudios modifica la enseñanza de la Medicina de forma sustancial ya que el numero de horas asignado a la docencia practica es superior a la carga teórica. En concreto existen varias asignaturas troncales cuyo contenido es exclusivamente práctico: Clínica Obstétrica y Ginecológica (10,5 créditos), Clínica Pediátrica (13 créditos), Clínica Psiquiátrica (4,5 créditos), y Clínicas Médico-Quirúrgicas I, II y III (59 créditos), además de otros 24 créditos prácticos de otras asignaturas ( Oftalmología, Dermatología, Otorrinolaringología, etc.), lo que supone una carga docente practica en conjunto del 60% de la docencia. Existen además una serie de asignaturas optativas y de libre configuración con sus correspondientes créditos prácticos.

Por exigencia de la propia ley, estas prácticas tienen que realizarse en grupos de entre 3 a 5 alumnos. Dado que el número de estudiantes de Medicina que entran cada año en la Universidad de Santiago es de 260, dentro de 3 años para las clases prácticas de las asignaturas de Clínicas medico-quirúrgicas, habrá 260 grupos de 3 alumnos ( hay que hacer constar que en los últimos cursos, los alumnos matriculados son siempre superiores a los 260 por la existencia de repetidores).

Es fácilmente comprensible que para el desarrollo de este nuevo plan de enseñanza , se necesite no solo un enfoque radicalmente distinto al actual , sino también muchos mayores medios humanos y técnicos, así como un importante esfuerzo en la coordinación.. Actualmente los Hospitales y Centros de Atención primaria del Complexo Hospitalario de Santiago tienen que impartir 32,5 créditos (325 horas) prácticos a los alumnos del primer ciclo. (Patología General, Microbiología, Radiología etc.). Por todo ello, es difícil imaginar que pueda asumir también la enseñanza práctica del segundo ciclo.

Una solución sería reducir el número de alumnos que accedan a los estudios de Medicina. Tal reducción tendría que ser no solo en Galicia , sino en todo España (proporcional en todas las Autonomías), por lo que sería necesario una coordinación entre todas las Comunidades Autónomas a nivel estatal, algo verdaderamente improbable.

Otra solución sería la que la Universidad de la Coruña está reivindicando desde hace años, la creación del segundo ciclo de Medicina en dicha Universidad, lo que permitiría aprovechar la infraestructura asistencial y docente del Complejo Hospitalario Juan Canalejo y Universidad de La Coruña. Existen sin embargo varios inconvenientes: 1º) Los estudiantes, o bien se sustraerían a los de la Universidad de Santiago, con los lógicos problemas que acarrearía, o bien aumentaría el alumnado lo que empeoraría alguno de los problemas existentes como es el elevado número de médicos que tienen que emigrar (3.000 médicos españoles trabajan en Inglaterra,1.500 en Portugal ). 2º) En cualquiera de ambos supuestos sería necesario un esfuerzo considerable por la Universidad de la Coruña para la dotación del profesorado (un 51% , como mínimo tiene que ser funcionario de los cuerpos docentes universitarios). 3º) Sería de justicia el que la Universidad de Vigo reivindicara asimismo docencia en el Segundo Ciclo de Medicina, con lo que aumentarían el problema numero 1º y se vería en situación similar a lo comentado en el apartado 2º.

En otras áreas geográficas con un problema similar, lo tienen solucionado : En Asturias, el primer ciclo se imparte en Oviedo, las lecciones teóricas del segundo ciclo se dan también en Oviedo pero para las clases prácticas se aprovechan todos los recursos de la Comunidad, no solo los Hospitales de Oviedo, sino también los de Avilés y Gijón y los hospitales comarcales de ese triángulo. Están bien comunicados por autopista y en un radio de unos 40 kilómetros. Esto permite que tanto los alumnos como los profesores numerarios ( varios de ellos ejercen su actividad profesional fuera de Oviedo), accedan en muy poco tiempo al lugar de enseñanza-aprendizaje teórico-práctico.

Algo similar al Principado de Asturias, aunque con distintos matices se hace en la Universidad Autónoma de Madrid, con una Sede Central, en donde se imparte el 1º ciclo y, 4 grandes hospitales del área metropolitana, para las enseñanzas teóricas y prácticas del segundo ciclo.

Cualquiera de estas fórmulas se podría realizar en Galicia, teniendo como sede central Santiago , para el Primer Ciclo y las lecciones teóricas del Segundo Ciclo y contando con los Complejos Hospitalarios de las 7 grandes ciudades y Hospitales Comarcales, para la enseñanza práctica. El radio estaría entre 60 y 100 Kilómetros, comunicados por autopista ( El tramo que falta a Orense se finalizara pronto). Parece que en breve estaremos también excelentemente comunicados por tren , así en estos últimos días se anunció que el Tren de Alta Velocidad, es uno de los objetivos prioritarios de los Gobiernos Central y Autonómico.

Por otro lado, alguno de los inconvenientes surgidos de los anteriormente expuestos se podría resolver mediante una tecnología extendida en los hospitales, la telecomunicación, que se viene utilizando desde hace muchos años para la enseñanza de la Medicina, en varios lugares del Canadá, Estados Unidos y Alemania. El TexasTech Health Sciences Center de la TexasTech University en el estado de Texas, pionera en este campo lo tiene implantado desde 1985, y con muy buenos resultados. La sede central está en Lubbock, donde se imparten las asignaturas preclínicas, y las lecciones teóricas de las asignaturas clínicas, se enseñan por un programa de telecomunicación , desde cualquiera de los hospitales de las 4 grandes ciudades que están interconectadas, que es donde residen los alumnos y realizan las prácticas : Lubbock, El Paso, Odessa y Amarillo, con una población similar a la de Galicia, unos 3.000.000 de habitantes , aunque con mucha mayor extensión geográfica, un radio entre las ciudades de unos 500 Km.

Si esta solución se aplicara en Galicia, existiría una Facultad de Medicina en Santiago donde se impartirían las enseñanzas del primer ciclo y las enseñanzas practicas del segundo ciclo se harían en distintos Hospitales de toda Galicia, donde residirían los alumnos. La enseñanza teórica de las disciplinas de este segundo ciclo se realizaría por este sistema de telecomunicación desde cualquiera de los Hospitales de la Comunidad, obviamente donde residiera el profesor ( Contamos en Galicia con una tecnología avanzada en telecomunicación).

Cualquiera de estos sistemas de enseñanza, serviría no solo para desarrollar satisfactoriamente los estudios de la Licenciatura de Medicina, sino que aprovecharía los recursos hospitalarios de la Comunidad, estimularía la preparación de las lecciones teóricas, acabaría con la frustración de algunos de los profesores numerarios actuales, que no tienen alumnos de Medicina a quien enseñar (en la Universidad de La Coruña sólo existen los estudios de Tercer Ciclo), y se cumplirían las indicaciones de los expertos de la CEE aconsejan el aprendizaje activo frente al pasivo, teniendo siempre como elemento central el estudiante y como objetivos no solamente la enseñanza del alumno, sino también la mejoría en la atención médica, pues está unánimemente reconocido que la presencia de estudiantes aumenta la calidad de la asistencia, lo que serviría para potenciar el Sistema de Salud de Galicia.

En cuanto al papel del internista y de los Servicios de Medina Interna en este plan de estudios, parece claro : por su visión integral de la enfermedad el internista es esencial para impartir lecciones teóricas de Patología Médico-Quirúrgica, y sobre todo, es imprescindible para ser el profesor de las asignaturas clínicas medico-quirúrgicas que tiene una carga docente de 59 créditos ( 590 horas ) prácticos, ya que se necesitaran 120 profesores que estén con los alumnos de 9 de la mañana a 2 de la tarde durante el curso académico ( De Octubre a Junio). Además muchos de los profesores numerarios tendrán que impartir lecciones teóricas, y en el caso del convenio Universidad de Santiago-SERGAS, todas sus actividades laborales tienen que desarrollarse en jornada única, lo cual los imposibilita para dar prácticas a esas horas.

En la memoria oficial que la SOGAMI hizo para la OPE extraordinaria, se recoge la postura de la misma sobre la función del Internista en la enseñanza de pre-grado, insistiendo en que debe ser el que introduzca al alumno de Medicina en el contacto integral del enfermo, aportando la visión general y de conjunto propia de la especialidad que no por podrá ser dada por el especialista médico muy cualificado técnicamente : endoscopistas digestivos , broncoscopistas o ecocardiografistas , cuyo papel si será fundamental en la enseñanza postgraduada.

Los Servicios de Medicina Interna deberán también adaptarse a esta nueva situación, y recuperar las funciones del especialista en Medicina Interna que hemos definido en la memoria de la OPE: "La propia naturaleza de la Medicina Interna, que abarca en un sentido integral e integrador los procesos diagnósticos y terapéuticos de la enfermedad y de su expresión a través del enfermo, exige un profundo conocimiento de las bases científicas de la fisiopatología y de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos de las enfermedades internas en su más amplio sentido. Al internista, ningún proceso morboso o problema clínico que el enfermo padezca le debe parecer ajeno a su incumbencia y responsabilidad" (sic), por estos motivos los Servicios de Medicina Interna deben ser el núcleo docente-asistencial donde no solo se formen los residentes sino también los alumnos de medicina.

Para conseguir este objetivo los Servicios de Medicina Interna deberán contar con un núcleo de internistas generales y una interconexión fuerte con las distintas áreas de la Medicina Interna : Infecciosas, Unidades de riesgo vascular, unidades de corta estancia, cuidados paliativos, urgencias, etc. Lo que entre otros aspectos positivos les permitiría realizar más fácilmente investigación clínica .Probablemente también sería deseable que en este esquema pudiera acoger a tiempo parcial o completo a distintos especialistas , nefrólogos, cardiólogos, neurólogos, neumólogos que fueran los generalistas de su especialidad dejando a los especialistas más dedicados al manejo de una técnica : hemodiálisis, angiografías, estimulación cerebral profunda, polisomnografias etc, para la enseñanza puntual en un enfermo que sea seguido por el internista .Estos especialistas médicos , tendrán su papel fundamental en la enseñanza postgraduada de la Medicina. Es necesario no solo concienciarnos a nosotros , internistas, sino también a las autoridades académicas y políticas y al resto de la población que el internista tiene que ser el eje fundamental sobre el que descanse el mayor peso de las enseñanzas prácticas.

Con la nueva LOU se contempla además del profesor funcionario una serie de figuras docentes para las que se necesita una acreditación: Ayudante, Profesor Ayudante Doctor, Profesor Colaborador, Profesor Contratado Doctor, aunque para la figura de Profesor Asociado no se necesita dicha acreditación. Paradójicamente el internista, debido a la gran carga asistencial que conlleva el sistema sanitario actual, tiene difícil el acceso a la figura de funcionario docente ya que la reglamentación universitaria prima el curriculum investigador. Sin embargo, sí podría conseguirlo si dispusiese de mas tiempo para realizar investigación clínica o, en su defecto, existiese un sistema de selección que contemplase las características propias de la docencia de la Medicina Interna o un sistema de discriminación positiva en función de la carga docente, y en donde las cualidades docentes tuviesen mayor peso específico en la selección de profesorado.

Dado que con los recursos económicos existentes difícilmente podría cubrirse toda la demanda de profesorado funcionario y contratado que se requiere, una solución pasaría por implicar a todos los médicos del SERGAS. En el supuesto de que el SERGAS aporte toda su infraestructura - no existe actualmente ningún hospital que dependa exclusivamente de ninguna Universidad - , es necesario que en los próximos conciertos que se realicen entre la Universidad y el SERGAS se añada una cláusula en la que todos los médicos que trabajen en un Hospital del SERGAS tengan entre sus obligaciones la enseñanza de los futuros médicos, algo que se ha perdido en el convenio Universidad-SERGAS de la Universidad de Santiago y que si no se pudo aprovechar en su momento si deberá de implantarse de manera urgente o por lo menos cuando éste se renueve dentro de 4 años. Se necesitará una esfuerzo generoso por parte de la Consellería de Sanidad, para ofertar sus recursos a las Universidades y éstas deberán abandonar los "nacional-localismos" y potenciar una Facultad de Medicina de Galicia que tenga el mayor nivel de excelencia posible. Será además preciso un importante esfuerzo de coordinación entre los distintos Hospitales del SERGAS y los Departamentos Universitarios; sirva como ejemplo el caso de la Pritzker Medicial School y el University of Chicago Medical Center, de la Universidad de Chicago, en donde el profesor E. Geppert, ponente en la última Reunión de la Sociedad Gallega de Medicina Interna, coordina a 500 médicos para la enseñanza de la Propedéutica Clínica. Por cierto, solamente él cobra por la enseñanza, los otros 500 no reciben ninguna remuneración económica, aunque su salario medio es cinco veces mayor, como mínimo, que el percibido por los médicos de la sanidad pública de Galicia.

Para llevar a la práctica lo anteriormente expuesto, como ya apunté previamente, se requiere un mínimo de imaginación, generosidad y coordinación entre las Universidades gallegas, los dirigentes políticos y sanitarios, así como de la ciudadanía. Si las autoridades académicas, políticas y sanitarias no aportan soluciones de inmediato para hacer frente al reto que supone el nuevo plan de estudios de Medicina y, para obviar todos los inconvenientes que creará la implantación del Segundo Ciclo en otra Universidad o la creación de una o dos nuevas Facultades de Medicina en nuestra Comunidad , el perjuicio que se ocasionará a varias generaciones de alumnos de Medicina en Galicia será enorme y además perderemos una oportunidad excepcional para mejorar la calidad asistencial e investigadora de la Sanidad Gallega. En cuanto a los internistas, se deberá habilitar una nueva forma de acceso al profesorado, ya que actualmente la LOU sólo prima el currículum investigador, muy difícil para el internista. Aunque , paradójicamente, será sobre el que recaiga el mayor peso de la enseñanza pregraduada de la Medicina, por las razones que hemos expuesto anteriormente. Así tanto la LOU como las propias Universidades, tendrán que facilitar el acceso a la carrera docente no solo a los investigadores excelentes, sino a todos los médicos que acrediten sus cualidades docentes, para que no se queden en el primer peldaño: Profesor Asociado de Ciencias de la Salud.

sábado, 08 de febrero de 2003






Web acreditada Proyecto WMC - Webs médicas de calidad Web Médica Acreditada. Ver más información Certificado HONcode
Sociedad Gallega de Medicina Interna © 2017
Secretaría Técnica: jculloa@meiga.info
Contenidos: j.alvaro.f.rial@meiga.info
Soporte técnico: sistema@meiga.info

DEPÓSITO LEGAL: LU-380-04

AVISO A PACIENTES: La información de este sitio está dirigida a profesionales de la Medicina. Su contenido no debe utilizarse para diagnosticar o tratar problema alguno. De necesitarlo, por favor, consulte con su médico.
El contenido de esa página no está influenciado por sus patrocinadores.
Los datos personales comunicados por los usuarios de meiga.info no se almacenan en ningún registro automatizado, ni se ceden a ninguna otra entidad ni se utilizan para ninguna otra actividad distinta de aquélla para la cual el usuario los ha expresamente comunicado.